Pedagogía en Música

La carrera de Pedagogía en Música en nuestro Instituto tiene una larga trayectoria de excelencia que, indudablemente, ha impactado positivamente en el medio escolar de la zona, posicionándola en un nivel de liderazgo en el contexto regional. A partir del año 2003 ha sido reconocida como carrera acreditada por la Comisión Nacional de Acreditación de Pre-grado.

El Plan de Estudios tiene una duración de nueve semestres, después de los cuales el alumno obtiene el grado de Licenciado en Educación y el título de Profesor de Música. Nuestra carrera de Pedagogía en Música exhibe, como una de sus mayores fortalezas, una sólida formación en la especialidad, dado que las asignaturas disciplinares están orientadas al fortalecimiento de su condición de músico.

PONDERACIÓN

PSU 2019: 754.40 – 598,20

NEM RANKING LENGUAJE MATEMÁTICAS HISTORIA o CIENCIAS
10% 20% 30% 30% 10%

Perfil de Egreso

El egresado de la carrera es un profesor sólidamente formado en el lenguaje musical modal-tonal occidental, de tradición escrita, mediatizada, y oral; esta última asociada, preferentemente, a expresiones musicales vigentes en Chile.

Evidencia sólidas competencias en la lectura, la interpretación y la creación musical requeridos en el sistema escolar, como también en la dirección de conjuntos, tanto vocales como instrumentales o mixtos con apoyo de las tecnologías de la información y comunicación necesarias a la actividad musical docente.

Se relaciona con el contexto escolar a través de prácticas profesionales graduadas y sustentadas en sólidos conocimientos pedagógicos y didácticos, así como del cuidado de la voz hablada, psicología e inclusión educativa. En el contexto educativo, aplica metodologías referidas a la investigación, lo que le permite abordar el aprendizaje musical manejando estrategias discursivas para comunicar y enseñar dichos conocimientos.

Egresa del currículo con los valores éticos y el sello de excelencia que la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso declara, consciente que su labor profesional le exige continuar su proceso formativo de manera permanente, para responder a las demandas y necesidades siempre cambiantes de la sociedad contemporánea.

Este perfil de egreso se manifiesta a través del desarrollo en los estudiantes de las siguientes competencias:

  1. Interpreta obras musicales representativas del repertorio escrito chileno, americano y europeo, de diversos estilos y épocas, aplicando e integrando técnicas fundamentales en piano, flauta dulce, guitarra, voz y percusiones, en modalidad individual y grupal, para apoyar su labor pedagógica escolar y como medio de expresión personal propia y de sus estudiantes.
  2. Sintetiza los parámetros del lenguaje musical modal – tonal, mediante la escritura creativa y transcripción de ejercicios monódicos y polifónicos, la interpretación vocal y corporal, la discriminación auditiva y escucha atenta, para desarrollar efectivamente la enseñanza y aprendizaje de dichos parámetros.
  3. Emite juicios críticos respecto al rol de la música en la sociedad en la que está inserto, con sólidos argumentos emanados de la investigación y del estudio contextualizado de la música europea y latinoamericana de tradición escrita y de la música chilena de tradición oral, para desarrollar reflexión crítica en sus estudiantes.
  4. Domina enfoques pedagógicos y metodologías de diseño, implementación y evaluación de procesos de enseñanza y aprendizaje, para lograr en sus estudiantes la interpretación instrumental y vocal, la reflexión crítica del fenómeno musical en su contexto y el uso de los principales sistemas simbólicos de codificación y organización musical.
  1. Pone en acción todos los conceptos, principios y teorías referidas a los fines de la educación, la socialización, el aprendizaje y desarrollo humano, para caracterizar las potencialidades, necesidades e intereses de los y las estudiantes, y así contribuir efectivamente a su desarrollo integral.
  2. Planifica e implementa apropiadamente la enseñanza para que todos y todas aprendan, considerando y aprovechando pedagógicamente su conocimiento sobre el contexto escolar y las características de sus estudiantes.
  3. Conoce, comprende y pone en acto el marco curricular y los principios pedagógicos y didácticos que sustentan una enseñanza de calidad que favorece el aprendizaje de todos y todas las estudiantes.
  4. Diseña e implementa pertinentemente las secuencias de aprendizaje adecuadas para todos y todas los estudiantes, asegurando la coherencia entre el proyecto educativo institucional, los contenidos disciplinares y la didáctica que les es propia.
  5. Genera un clima de aula que propicie el aprendizaje de todos y todas sus estudiantes, favoreciendo la participación y la colaboración, así como el respeto y la valoración de la diversidad.
  6. Conoce y utiliza en el aula una variedad de estrategias didácticas, de modo que ellas sean coherentes con la naturaleza de los contenidos y con las necesidades derivadas de las características de sus estudiantes para el logro de su aprendizaje.
  7. Diseña y aplica apropiadamente diversos procesos evaluativos que le permitan constatar el progreso académico de sus estudiantes, utilizando los resultados para retroalimentar el aprendizaje y mejorar la práctica pedagógica.
  8. Construye conocimiento docente a través de la sistematización de la investigación pedagógica, la reflexión personal y colaborativa, y de las evidencias del aprendizaje de sus estudiantes, con el fin de mejorar las prácticas pedagógicas, potenciar los repertorios de actuación profesional y fortalecer la identidad docente.
  9. Interactúa constructivamente con estudiantes, familias, comunidades, colegas y otros profesionales, dialogando y colaborando para asegurar el logro de los aprendizajes y el desarrollo integral de las y los estudiantes.
  10. Conoce, explora y utiliza apropiadamente diversas metodologías de investigación para comprender los fenómenos educativos, orientándolas a la mejora e innovación en el desempeño profesional
  1. Reconoce la dimensión trascendente de la existencia humana, y la antropología cristiana como respuesta valiosa al sentido de la vida.
  2. Actúa éticamente, iluminado por la propuesta cristiana, en contextos reales, con autonomía y respeto hacia los demás, buscando el bien común, la promoción de los derechos humanos y la realización de la persona humana, en un contexto de diversidad.
  3. Comunica de manera clara y coherente sus ideas a través del castellano, su lengua materna, en un contexto académico.
  4. Usa las tecnologías de la información y comunicación como herramientas del desarrollo académico y profesional.
  5. Demuestra capacidad científica; de análisis, abstracción, síntesis y reflexión crítica con el objetivo de resolver problemas, construir conocimiento y desarrollar autoaprendizaje, tanto a nivel individual como en el trabajo en equipos interdisciplinarios.
  6. Comunica en forma oral y escrita en idioma Inglés, con el fin de facilitar su inserción y participación en contextos multiculturales e interdisciplinares.
  7. Reconoce la lectura, la relación con los demás, la actividad física, la vida sana, el cuidado medioambiental, el arte y la cultura como fuentes de desarrollo personal integral.
  8. Participa, según sus intereses, en instancias universitarias de formación para una ciudadanía responsable.